• Blog
  • Muri, Muda, Mura

Muri, Muda, Mura

Junio 12, 2021

En su librode 1993, "Técnicas Japonesas de Fabricación", Richard J. Schonberger aborda dentro de la producción "justo a tiempo" los conceptos de muri (exceso), muda (desperdicio) y mura (irregularidad) como uno de los principios para un control de calidad orientado al trabajador y no a algún administrativo en una oficina refrigerada.

Verán que muchas de las entradas en este blog tienen que ver con temas de logística precisamente porque al querer uniformar el producto final y los tiempos de salida, hemos tenido que investigar muchísimo sobre manufactura.

A todos nos resulta lógico el concepto de "lote económico", es decir, acumular suficientes casos para que sea una sesión de procesamiento porque se ahorra el trabajo de hacerlo en cantidades pequeñas todo el tiempo. Esta estrategia ciertamente resulta económica y práctica, pero al tener que acumular los casos se retrasa su salida.

Evitar "muri" (exceso) requiere reducir el tamaño de los lotes, primero porque se reduce el tiempo de salida del caso y segundo porque al tratarse de lotes más pequeños, uno podría brindar más atención a los detalles y por ende mejorar la calidad.

Evitar "muda" (desperdicio) requiere que se corrijan los errores en el momento, sin resignarse a que un porcentaje de los casos salgan defectuosos. Aquí es donde se reconoce el papel del trabajador en la implementación de políticas de control de calidad.

Evitar "mura" (irregularidades) requiere evitar los inventarios de protección, compras de insumos en grandes cantidades cuya intención original es asegurar que el producto final no tendrá variaciones. Los inventarios de protección suelen reposar ociosos ocupando espacio y restando dinero de las operaciones de su práctica. Menores inventarios exponen variaciones cuyas causas pueden quedar ocultas en inventarios mayores.

¿Cómo se aplica esto a salud?

Digamos que usted atiende pacientes, pero usted vive lejos y le resulta más rentable viajar una vez a la semana para atenderlos a todos el mismo día. Algunos pacientes serán atendidos a tiempo, otros se cansarán de esperar la fecha y no irán a su cita, y otros más serán atendidos tarde el día de atención cuando usted está cansado. Aquí incurrimos en "muri" porque se crea un cuello de botella.

Digamos que usted adquiere una prueba diagnóstica de una enfermedad importante, pero al aplicarla se percata que hay pacientes con todo el cuadro clínico para quienes la prueba es protocolar para completar el expediente médico, pero hay un porcentaje de pruebas en estos pacientes que resultan falsos negativos. De resignarse a este porcentaje sin buscar otras alternativas estará incurriendo en "muda" porque habrá desperdiciado recursos en el diagnóstico que pudieron emplearse en el tratamiento al tener que emplear otra prueba confirmatoria por defecto de la primera prueba.

Digamos que tiene una clínica y alguien le ofrece una caja de un millón de jeringuillas a muy buen precio. Usted lo compra, teniendo que invertir su dinero en ese inventario y buscarle un espacio apropiado para que no se dañen. Aquí incurre en "mura" porque corre el riesgo que el producto caduque o que venga con algún defecto de fábrica que no podría percibir al tratarse del mismo lote.

Nuestra estrategia

  1. Evitar lotes grandes. Sería mejor atender pocos pacientes por día, todos los días, a todos los pacientes juntos el mismo día.
  2. Adquirir productos de mejor calidad en relación con el costo. Los insumos baratos al final pueden resultar caros por una demanda o tener que usar varios en lugar de uno para realizar determinada función.
  3. Nada de inventarios ociosos. Le resulta mejor pagar un poco más por una unidad de algo a la que no tendrá que dedicarle mucho espacio y que no corre el riesgo de estropearse hasta terminar de usarlo.

Teléfono de Contacto

+507 774-0128 EXT. 3089