• Blog
  • ¡Pánico en el lab!

¡Pánico en el lab!

Enero 09, 2021

Quizás uno de mis nombres artísticos favoritos es "Panic at the disco!", y lo he tomado como nombre para esta entrada. El 2020 fue un año particularmente difícil para todos. En lo personal, viendo las cosas con alguna perspectiva a largo plazo, deduje que la pandemia por Covid-19 no es solo un evento raro de una vez en la vida, sino un evento raro de una vez en al menos cuatro vidas. Mi abuela, que en paz descanse, nació luego de la pandemia de influenza española. Vivió muchos años, pero no logró ver eventos como el cambio de siglo y milenio, la reversión del Canal de Panamá, la telefonía celular o el Internet, y ciertamente esta pandemia. Eso dice mucho de la magnitud de este evento.

Durante el 2020 experimentamos en el lab eventos catastróficos como el fallecimiento de una en nuestro equipo, tener que liquidar a casi todo el personal para mantener la empresa a flote y re-inventar muchas cosas que ya existían, cambiando su medio. Como laboratorio de patología, cuando iniciamos operaciones en el 2008, encontramos un mercado completamente análogo, lento, anecdótico y no estandarizado.

10 de abril del 2012

Con mucho orgullo podemos afirmar que cambiamos el mercado entonces, implementando los informes digitales en formato PDF, el uso de documentación fotográfica digital de piezas quirúricas y preparaciones histológicas, la codificación de neoplasias y uniformar el uso de sitios topográficos, el uso de sustitutos a los solventes nocivos que se emplean en el procesamiento histológico, y muchas otras innovaciones que pensamos quedarían como experimentos académicos. Ahora, incluso re-pensamos las solicitudes de estudio histopatológico que se reproducen en todo nuestro país con el formato de cuando se transcribían los informes a máquina en la misma página donde se solicitaba dicho estudio.

Haber puesto en práctica los resultados productivos de todos aquelos ensayos y errores de los últimos diez años probó ser vital en la sobrevivencia del laboratorio y su expansión en un momento de crisis. Estoy seguro que a nadie le gustan los problemas ni las sorpresas desagradables, pero pensar que nunca nos cruzaremos con estas experiencias es sencillamente ingenuo.

La diferencia entre vivir y morir bien puede ser la actitud con la que se enfrentamos a éstas, haciendo uso de las fortalezas que ya se tienen, atendiendo las debilidades que hemos diagnosticado en nuestras propias organizaciones y buscando nuevas "colinas de oportunidad" como lo llamaría Jeremy Gutsche.

No se puede negar que la tecnología hizo de esta cuarentena una experiencia menos traumática para todos, pero también ha probado ser una herramienta importante para pequeños negocios, igual que el nuestro, mejorando su exposición, competitividad e innovación. Encontrar una hermosa pradera de tranquilidad haciendo uso de estas herramientas puede ser una bocanada de aire fresco cuando se ha estado a punto de ahogar, pero creer que es la solución final puede ser un error anticipando que las circunstancias puedan volver a cambiar dramáticamente en el futuro.

Hasta ahora, los profesionales de la salud han encontrado en las conferencias por video, el uso de redes sociales y liberarse del papel en las interacciones con sus pacientes una solución para sobrevivir. No obstante, esta nueva obligación de tener que hacer tantas cosas, a veces al mismo tiempo, puede ser agotador y diluyente del esfuerzo, porque antes la consulta estaba concentrada en un acto dentro del consultorio y ahora la promoción se hace en redes sociales, la agenda se hace por teléfono, la atención incluso puede darse por Internet, el cobro a través de transferencia bancaria y el envío de documentación por correo electrónico.

En nuestro lab, como ven, somos dueños de un dominio con el nombre de la empresa donde hacemos nuestra propia publicidad y nos comunicamos con la comunidad. Los correos electrónicos también están personalizados y la comunicación se realiza casi por completo en nuestra plataforma de solicitud de estudios y por correo electrónico. Usamos las redes sociales para difundir lo que ya está en nuestra página web, y no debemos crear contenido para cada una de las diferentes redes sociales, lo que es una divergencia bastante sustancial del común de nuestros competidores. ¿Qué haces para mejorar el rendimiento de tu organización, ya sea práctica privada o pequeño negocio, para ajustarse a la "nueva normalidad" y anticipar futuros cambios en el panorama laboral?

Teléfono de Contacto

+507 774-0128 EXT. 3089