Trans en Chiriquí

Hace algunos años publicamos una entrada que intentaba medir el número de trabajadoras sexuales informales o clandestinas en el país, empleando diferentes páginas de anuncios clasificados. El propósito de dicha entrada era explorar el papel que juegan las trabajadoras sexuales como vectores de agentes infecciosos, no sólo de infecciones de transmisión sexual (ITS's) como, por ejemplo, el VIH, sino de otras como la influenza. Encontramos cifras considerables en cuanto a la proporción de anuncios que ofrecían servicios sexuales en relación con el total de anuncios en determinadas páginas. La realidad es que existe, ya sea legal o clandestino, y que hay un número importante de trabajadoras que son mujeres trans.

Antes de continuar, deseamos aclarar dos puntos como empresa sanitaria. El primero, que la salud es un derecho humano y que el personal sanitario, por ética, no puede rehusarse a brindar la atención médica sólo por la condición trans, así como tampoco puede negarle la atención sanitaria a una trabajadora sexual. Existen aristas que hay que cubrir, claro está, como las enfermedades de notificación obligatoria y la investigación de las parejas sexuales en el caso de las ITS's, por ejemplo.

El segundo es que hay minorías vulnerables, como las comunidades indígenas, por mencionar un ejemplo, que requieren entender su realidad antes de poder iniciar políticas sanitarias o ajustar una cartera de servicios. Es por estos motivos que decidimos tentar la suerte y contactar algunas que viven en la comunidad. Sólo una tuvo la cortesía de concedernos una entrevista. Emplearemos “Hilary”, que no es su verdadero nombre, a fin de referirnos a ella y omitimos un detalle en la entrevista para proteger su identidad.

MDofChiriquí: ¿Cómo fue que decidiste dar el paso a trans?

Hilary: “Cuando tenía como diez u once años, yo veía mucho lo que era concursos de belleza de mujeres. Miss Universo, Señorita Panamá. Me llamaba mucho la atención ver esas mujeres así con esos cabellos bonitos, el cuerpo bonito. Me llamaba mucho la atención eso. Yo quería ser como ellas.

Para ese entonces, a mi me gustaban también las mujeres y los hombres, pero siento que llegué a dar el paso a trans porque nunca estuve con una mujer. Teniendo novia mujer, nunca estuve con ella, sino que mi primera vez estuve con un hombre y entonces ahí me incliné al gusto por los hombres. Tampoco quería ser gay, pero me llamaban más la atención las cosas de mujeres. Ropa de mujer, tacones, peinarme y esas cosas. Jugaba con muñecas con mi hermanas, porque crecí con mujeres, con mis hermanas y primas. No sé. Siempre me gustó ser mujer.”

MDofChiriquí: ¿Qué es lo más difícil de ser trans?

Hilary: “Bueno, para mi fue... contarselo a mi papá, porque como se conoce los *****, su caracter es machista en su gran mayoría. Para mi era difícil decirle que quería ser mujer y él quería que fuera hombre. Recuerdo que él siempre me quería llevar a juegos de beisbol, y que jugara cosas de hombres, no de niñas. A mi no me gustaba, nunca me gustó. Para mí, eso fue difícil: contarselo a él.”

MDofChiriqui: ¿Cuál ha sido tu peor experiencia como trans?

Hilary: “Fue una vez que salí a la calle con unas amigas, y entonces me subí en un carro con dos tipos dizque a dar una vuelta, pero al final resultó fue que me iban a violar, pero como no me deje violar me pegaron, me halaron por el pelo. Gracias a Dios, no me pasó algo más grave.”

MdofChiriquí: ¿Y que ha sido lo mejor que te ha pasado?

Hilary: “Que mi familia, mi mamá y mis hermanas me han aceptado tal cual como soy, me tratan como una mujer, y eso me gusta. Es lo mejor.”

MDofChiriquí: ¿Sientes mucha discriminación?

Hilary: “No. La verdad no.”

MDofChiriquí: ¿En la calle?

Hilary: “Por parte de las mujeres. De los hombres no. Sinceramente, aunque no lo crean. Los hombres, cuando salgo a la calle, me enamoran. Me dicen que estoy bonita. Las mujeres siempre se me quedan viendo, comienzan a criticarme, pero por parte de los hombres nunca he recibido discriminación. No.”

MdofChiriqui: ¿Cómo esperas que cambie Panamá para aceptar las personas trans en el futuro?

Hilary: “Bueno... esperaría que más adelante las personas tengan la mente más abierta. Que esto ya no sea un tabú, que la sociedad lo acepte. Pero viendolo bien, Panamá no es un problema tan de mentes tan cerradas como en otros países. Por lo menos Brazil y Venezuela, son páises bien homofóbicos y transfóbicos donde matan a las trans. Aquí en Panamá poco se ven esas cosas. Pienso que en Panamá no hay ese problema, pero que en un futuro las personas sean más de mente abierta que ahora.”

MDofChiriqui: ¿No sé si tienes algo que añadir?

Hilary: “Pues que aquí en Panamá, las chicas trans sean aceptadas bien en la sociedad porque la gran mayoría de las veces, las trans el único trabajo que la sociedad nos permite es el de servicios sexual o salon de belleza. Quisiera que en un futuro nos de la oportunidad de trabajar en otros ambientes laborales. ¿Quién sabe? De secretaria... algo mejor. No solamente de prostituta, de ser estilista.”

Antes de terminar, algunos datos relevantes a nuestra entrada:

  • Una mujer transexual, es aquella persona asignada como masculino al momento del nacimiento pero que, a través de terapia hormonal o cirugía de reasignación de género, cambian su identidad de género a femenino. Esto es independiente de su orientación sexual, ya que una mujer transexual puede ser heterosexual, homosexual, bisexual o asexual.
  • Al igual que la homosexualidad, la Organización Mundial de la Salud ha removido el “desorden de identidad de género” de su manual diagnóstico de clasificación internacional de enfermedades para eliminar la justificación gubernamental para la discriminación en base a este diagnóstico.
  • Las mujeres transexuales tienen 80 veces mayor riesgo de contraer VIH que otros adultos en edad reproductiva, en parte por el poco acceso a servicios de atención sanitaria debido a violencia, barreras legales y discriminación para la educación, empleo y protección social, lo que conduce a marginación, desempleo, inseguridad habitacional y pobreza.
  • Cuando se trata de trabajadoras sexuales, se agrava la situación de violencia por parte de la policía, clientes y sus propias parejas. Muchas sufren rechazo por parte de familiares y la comunidad, conduciendo a la violación de sus derechos humanos a la educación y atención sanitaria.
  • Para mujeres transexuales negras en los Estados Unidos de América, la expectativa de vida es de sólo 35 años, en comparación con el resto de las mujeres que tienen una expectativa de vida de 78 años.

Esperamos que la entrada haya sido educativa para ustedes. Quisimos hacer una entrevista sencilla, amigable, para conocer un poco el panorama desde la perspectiva de una mujer transexual.

sexual, Trans, transsexual, transgénero, trabajadora, servicio, discriminación, experiencia

  • Visto: 396

Teléfono de Contacto

+507 774-0128 EXT. 3089