¿El fin de las batas blancas?

tie-dyed_lab_coatHay ciertas cosas en salud que son sinónimas de los ideales que representan, para todos en la comunidad, ser profesionales de la salud. Manos suaves y cálidas, personas respetuosas y empáticas, el dichoso olor a alcohol que algunos hospitales aún conservan... y las batas blancas. ¿Pero cuál es el origen de las batas blancas? ¿Son una vestimenta vigente o son de aquellas cosas que están cambiando? ¿Son realmente necesarias?

Las batas blancas son vestimentas que se colocan por encima de la ropa de calle y que deben cubrirla hasta la rodilla. Se emplean como barreras que protegen a los pacientes de los gérmenes de sus médicos, y a los médicos de los gérmenes de sus pacientes. Sus orígenes se remontan a más de un siglo, cuando en el siglo XIX, se enfatizó su uso para diferenciar al personal entrenado de aquellos basados en la charlatanería y misticismo. Fue un símbolo de transición de una medicina anecdótica a una moderna, científica, por lo que se adoptó la bata blanca empleada ya en laboratorios.

Pero la bata blanca no siempre fue blanca. Al principio fueron crema, y no siempre tuvieron las mangas largas, porque en fotos de 1889 en el Hospital General de Massachusetts, la norma para los cirujanos eran las batas de mangas cortas.

A mediados de la década de 1920, los estudiantes de anatomía comenzaron a usar batas negras, como símbolo de respeto a los muertos que estaban disecando. El uso de batas negras ha caído en desuso en la mayoría de los lugares, pero hoy se han popularizado batas azul oscuro.

Sin importar el color, hay dos condiciones básicas que deben cumplir las batas. La primera es que sean de un color que permitan ver cualquier contaminación. No pueden ser de matices rojos, si se está manipulando sangre o derivados, como bien lo resalta el personaje de Deadpool en este clip que encontramos en Youtube.

El otro criterio que deben cumplir es que deben estar hechas con telas que toleren descontaminación mediante lavado con agua caliente. Suelen ser de una mezcla de algodón y polyester, así como el llamado “drill”.

Pero la bata blanca también tiene un lado oscuro. Hay varios estudios de psicología experimental en el que los sujetos de prueba son capaces de ocasionar sufrimiento y la muerte a otro ser humano siempre que alguien que perciban como una figura de autoridad, como un médico o científico con bata blanca, les diga que es lo correcto.

También está la hipertensión de bata blanca, que es un fenómeno de ansiedad con elevación de la presión arterial, siempre que alguien vestido de blanco les mida la presión arterial.460672962_1280x720

Además, se han detectado diferencias culturales en que la comunidad percibe de forma negativa la vestimenta blanca del personal sanitario y es éste símbolo el responsable de alejar al público de los centros de atención sanitaria. No obstante, en general el público alrededor del mundo prefiere ser atención por profesionales de salud vestidos de blanco, a pesar de la transición que se ha dado hacia la ropa de corte quirúrgico, o scrubs.

Y en tiempos más recientes existe creciente preocupación sobre la capacidad de las batas blancas de transportar gérmenes de la comunidad hacia los hospitales y viceversa, por lo que muchos abogan por una de tres soluciones:

La primera sería utilizar ropa desechable, para eliminar de la ecuación la contaminación cruzada, y la infección del personal sanitario que se vé forzado a tener que lavar su ropa contaminada junto con el resto de la ropa de su familia en el hogar.

La segunda, es contratar un servicio de arrendamiento de ropa, que se encarguen de reemplazar y lavar toda la ropa hospitalaria, de modo que también se elimina de la ecuación el tema de la contaminación cruada.

La tercera es una que ya existe en muchos hospitales, y es el uso de vestidores donde el personal sanitario deje su ropa de calle y use ropa proporcionada por el hospital, evitando también el tema de la contaminación cruzada.

¿Y cuáles son estos gérmenes de la contaminación cruzada?

Los más comunes son bacterias, como los estafilococos y estreptococos encontrados en la piel de todas las personas sanas y enfermas. Éstos pueden persistir en el tejido de las batas si no se lavan apropiadamente.

Otros gérmenes que pueden contaminar las batas son el Clostridium difficile, la Klebsiella pneumoniae carbapenemasa y el Mycobacterium tuberculosis, todos responsables de infecciones serias no sólo en pacientes, sino también en el personal sanitario.

¿Cuál es la bata ideal?

Ya cubrimos el color, el material y la longitud. La bata debe poder cerrarse en su parte anterior, ya sea con zippers, botones de ojal o botones a presión. De éstos tres, los botones a presión son óptimos porque se pueden abrir con facilidad en caso de una emergencia, como fuego o derrame químico. La bata, usada correctamente, debe estar cerrada, a modo de un abrigo, no una capa.

Lo otro son los bolsillos. Muchas batas tienen aperturas que permiten sacar cosas de los bolsillos del pantalón. La bata ideal no tiene estas aperturas, sino que tiene bolsillos cosidos a sus costados, para cubrir toda la ropa bajo la bata.

En tercer lugar están las mangas. Son preferibles las mangas largas, para protección de los brazos y antebrazos. Nunca deben usarse remangadas y de ser posible, deben tener elásticos en los extremos de las mangas para prevenir se corran al estirar los miembros superiores.

Nuestra recomendación particular, si deben usar batas, es que las transporten y laven separado al resto de la ropa de casa. Por ser blanca, forzosamente tendrá que lavarse aparte del resto de la ropa de color, lo que permite usar agua caliente, usar detergentes fuertes o incluso usar hipoclorito de sodio en una solución al 10% para desinfectarla.

Nunca usen la misma bata dos días seguidos. Opten por tener por lo menos tres, porque usarán una, mientras otra se lava y la última se plancha.

Escojan las batas por protección, no moda, y sepan que pueden ser calientes e incómodas pero que fueron diseñadas para su protección y la de sus seres queridos.

Unas últimas palabras...

Las batas blancas, a la fecha, constituyen no sólo una herramienta, sino un símbolo, y como tales puede ser usado bien o mal. Todas las culturas y sub-culturas que conforman nuestra sociedad tiene sus respectivos ritos de paso. En salud es asumir la vestimenta simbólica de nuestras respectivas profesiones. Es “vestirse de blanco”. Lo cierto es que sigue siendo un símbolo de responsabilidad, vocación y respeto, al menos en nuestro país, y lo seguirá siendo siempre que sea percibido de forma positiva.

Nuestro mensaje a todo el personal sanitario es que traten éstos símbolos que heredamos de profesionales antes que nosotros con el mismo respeto que le confieren a cosas mundanas que tratan como sagradas.

Los invitamos a leer más de este tema recurrente en este blog en las siguientes entradas:

  1. Médicos por un día o galenos todo el año.

  2. Preparados para lo peor.

batas, laboratorio, gérmenes, algodón, polyester, sangre, hipertensión de bata blanca, contaminación cruzada

  • Visto: 339

Teléfono de Contacto

+507 774-0128 EXT. 3089